Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

diario de una mamá fotógrafa

Te quiero y te lo digo

fotografía de familia

Hace poco me sorprendí a mí misma pensando en algo un poco apocalíptico. Siempre fui yo un poco de la dramaturgia, del folklore y del teatro en general, cierto es, pero el otro día me  dio por pensar que si ese día fuese mi último día, si supiera con certeza que no existiría un mañana, no podría irme de este mundo sin decirle a las personas que quiero lo que siento por ellos. Miré a mis padres, a mi marido, a mis hijas, y sentí en mi mente aflorar letras, palabras, frases, cosas que posiblemente nunca les he dicho, y otras que sí habré hecho pero que repetiría hasta el ultimo suspiro.

Pensé en mis amigas, en personas que rodean mi vida y me la hacen bonita. Pensé en ese jefe estupendo que tuve, en ese amigo que me acompañó en el entierro de alguien muy querido, pensé en personas que hace mil años que no veo pero a las que quise mucho y me distancié por cuestiones de la vida.

Sentí un deseo  irrefrenable de trasmitirles ese afecto, algunas lejanas ya y otras muy cercanas. Pero claro, que yo supiera mi último día no había llegado y me relajé. Ya lo haré algún día. Pero ese día lo iré dejando pasar y al final, se me echarán los años encima y no lo habré hecho.

fotografía de familia

Mi mente continúo pensando cosas, cartas sinceras, palabras de amor, confesiones… y pensé: ¿Por qué esperar a estar en la antesala del “otro barrio” para decirle a alguien que se le quiere o que se le admira, o las cosas hermosas que nos ha aportado en la vida? ¿Por qué no liberarme de esas palabras, y dejarlas libres sin necesidad de crear un epitafio? ¿Por qué no dar las herencias y más las de sentimientos, en vida? Lo póstumo no me ha molado nunca, no he sido amiga de visitar a mis muertos ni limpiar sus tumbas, pero si me gusta hablarles desde la cama y decirles cuanto les añoro postmorten. ¿Por qué no hacerlo en vida? No quiero convertirme dentro de muchos años en alguien que se fue con muchas palabras dentro, atrapadas sin salir. Cuesta, ¿verdad?

Vivimos en una epoca sentimental, estoy convencida de ello. Ahora con la Navidad cada vez más cerca yo me pongo especialmente blandita, pero pienso que en general la sociedad esta sensible, de ahí el éxito del tipo de fotografía que yo hago, necesitamos guardar testigos de nuestra felicidad, hay un ansia linda por guardar recuerdos. Por favor amigos, creemos recuerdos bonitos en la gente que queremos, dediquémosles unas palabras, te invito a decir lo que sientes a alguna personas especial para ti. Hazlo aquí, hazlo en mi fanpage, hazlo por mensaje privado, hazlo en instagram #tequieroytelodigo.

Hazlo por telefono, en persona, por carta o hazlo al oído cuando estés junto a esa personas y no lo espere. Hazlo por ti, hazlo por ella. Es tan fácil hacer feliz a la gente que lo merece…

En este mes mandaré mensajes a muchas personas a las que quiero de diferente manera. Me encantaría recibir vuestros mensajes hacia vuestros seres queridos, me encantaría que me cayese alguno de los míos.

Creemos una ola de sentimientos gigante, de expresiones sinceras.

¿Me acompañas? ¡Di que si! Sienta genial.

Añadir un comentario...

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

suscríbete a mi newsletter

y gana automáticamente un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

reservas, consultas y bonos regalos

La responsable de tus datos será Vanessa Esteban González, y serán enviados Mailchimp, quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos, tienen sus servidores en Estados Unidos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición, portabilidad, olvido, cancelación ocualquier otro que poseas según se describe en la política de privacidad.