diario de una mamá fotógrafa

Mis 38 castañas

Pues sí, este es el día que nací yo. Con la primavera, con las flores o con los capullos, según se quiera ver. Nací un día 21 de marzo allá por el año 1980, era yo un bebé moreno,  ( cuanto cambié) y bien grande de 3,750 kilos  y con un par de ovarios bien puestos desde mi más tierna llegada al mundo. Lloraba yo día y noche como si no existiera un mañana.

Tuve una infancia en la que di considerable «por saco» hasta el punto de que mis padres pensaron que con una bastaba. Tenía mis cosas, pero era activa, nerviosa, un poco energúmena, y bastante apegada a mi familia. Sigo prácticamente igual, creo que desde mis inicios a la vida como espermatozoide ganador, poco ha cambiado.

Me había propuesto un cumpleaños feliz, con sesión de fotos por parte del mejor compi del mundo. Estaban dispuesta a todo, Antonio, a tirarme una botella de champan por lo alto así en plan sencilla y pintada como una puerta, luego pensé en un boudoir fino y elegante, y al final me temo que me voy a celebrar mi cumple al Nisa con mi querido e idolatrado Dr. Carmona porque Mar Mar está  mala la pobre otra vez.

Pero como mujer precavida vale por dos, ya celebré mi happy cumple el domingo, rodeada de amigas, seres queridos y demás parientes y afectos. Me salté la dieta, me puse fina de comer dulce, de hecho sobró comida para que estemos preparados para  el día del fin del mundo y eso. Exagerados que somos.

Recibí unos regalos preciosos y el cariño de gente para la que soy de verdad importante. Mi niña mayor me hizo el regalo más precioso del mundo y que nunca olvidaré donde la abuela colaboró y mucho. Unas amigas muy especiales me regalaron un pulsera que me recuerda algo que siempre fui y que necesité hacer realidad hace 6 años. Ropa, complementos, mil detalles bonitos y que con vuestra presencia bastaba.

mi cumple

Foto de Laura C.

Hoy celebraré mi cumple con un intento de estar tranquila, dejando el trabajo un poco de lado por un día porque esta maratoniana actividad que llevo de 2,3,4 sesiones diarias me tiene un poco más loca de lo admisible.

38 años de vida, he tenido tiempo de llorar centenares de veces, reír unas cuantas miles. Creo que voy ganando.

38 años de vida, casi 7 de madre, lo que de adoslecente me parecía la ecatombe, el fin de los tiempos, ahora se hace muy feliz.

38 años de vida, justamente 16 que conozco al padre de mis criaturas,  y pienso que hay que ver como supe que eras tú con quien formaría una familia desde que te vi en chipiona con ese disfraz tan ridiculo que yo llevaba. 😀

38 años de vida,  DE VIDA. Con mis más y mis menos, con mis errores, mis aciertos, mis tonterías, y por suerte MI FELICIDAD.

Sólo queda coger aire y soplar las velas de nuevo, con cuidado de que mi pequeña troglodita no me incendie el pelo y pedir que con 38 las nuevas arrugas sean de sonreír todo el rato.

 

 

Añadir un comentario...

Tu email nunca será publicado Campos requeridos *

suscríbete a mi newsletter

y gana automáticamente un bono de hasta 3 fotos digitales extras en tu próxima sesión

reservas, consultas y bonos regalos

La responsable de tus datos será Vanessa Esteban González, y serán enviados Mailchimp, quienes me aseguran cuidar tus datos personales, no cederlos a nadie, y respetar todos tus derechos, tienen sus servidores en Estados Unidos. Podrás darte de baja en cualquier momento y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición, portabilidad, olvido, cancelación ocualquier otro que poseas según se describe en la política de privacidad.